Patronal y sindicatos reactivan la negociación del V Acuerdo Marco tras el receso vacacional

La patronal de empresas estibadoras ANESCO y los sindicatos de estiba encabezados por el mayoritario Coordinadora han retomado con intensidad los contactos y en los próximos días las reuniones para alcanzar un consenso en torno al V Acuerdo Marco para las relaciones laborales en la estiba portuaria.

Tras el duro conflicto vivido en la primera mitad del año y una vez empresas y trabajadores lograron sentar las bases de la negociación con el real decreto de reforma de la estiba como referencia, en julio se llevaron a cabo toda una batería de reuniones y contactos que desembocaron, inevitablemente, en un agosto que ha supuesto un receso en todo lo que son las cuestiones del acuerdo marco relativas al ámbito general de los puertos.

Y es que, según fuentes sindicales, durante el verano sí se ha seguido trabajando en cambio en una cuestión como es todo lo relativo al dimensionamiento de las plantillas y a la productividad de las mismas.

Estas cuestiones se han abordado en agosto a título particular, es decir, puerto a puerto, desarrollándose en cada enclave por parte de los distintos agentes sectoriales los trabajos de análisis y las pertinentes negociaciones para lograr un consenso en torno al volumen idóneo de trabajadores que conformen la masa laboral de las SAGEP.

Un ejemplo de los frutos que han dado estos trabajos es el acuerdo alcanzado en el puerto Bahía de Algeciras para la integración en la SAGEP de los 350 estibadores eventuales que formaban parte de la bolsa, elevando la totalidad de la plantilla a 1.850 trabajadores. En esta misma línea hay que destacar el acuerdo alcanzado en el puerto de Castellón, donde los agentes sectoriales han aprobado la incorporación en la SAGEP de 15 estibadores a la plantilla fija (Grupo 0), que 25 portuarios pasen del Grupo 0 al Grupo II y que al menos 30 trabajadores se incorporen al Grupo de Eventuales en formación.

Dentro de este proceso de negociación, siempre complejo, durante este verano, según fuentes empresariales, los estibadores han intentado poner de manifiesto en distintos puertos las carencias de personal y la necesidad de que los demandados ajustes de plantilla sean al alza y no a la baja, con un cumplimiento estricto de las opciones laborales que permiten los convenios, dando lugar a situaciones de carencia de Bilbao y el de Valencia. En el caso del enclave levantino, sigue pendiente y como uno de los nudos gordianos de la negociación, el ingreso de trabajadores eventuales en la plantilla, demandado de forma insistente por los sindicatos.

Plazo máximo
Transcurrido agosto, la concreción de las plantillas y otros aspectos ligados con la productividad se va a seguir trabajando en aquellos puertos donde aún falta un acuerdo, mientras que esta misma semana se han retomado ya los contactos y las negociaciones de todos los aspectos de ámbito general correspondientes al futuro V Acuerdo Marco. El objetivo sigue siendo cumplir el compromiso de llegar a un acuerdo definitivo antes del 30 de septiembre, para lo cual las partes, según fuentes sindicales, viene
trabajando con “ánimo” y “buena predisposición” tras salvar los “escollos” surgidos durante la tramitación de la reforma legal.

 

Fuente: Diario del Puerto