La primera gran carga del año


Manteniéndose unas muy buenas previsiones para 2017 en cuanto a la exportación de transformadores se refiere, el pasado lunes comenzó en el muelle número nueve la carga de tres que, con sus respectivos accesorios, viajarán con destino a Omán. Gestionada la operativa por la agencia Cabeza Marítima, el buque de cargas especiales Roma está siendo el encargado de realizar este embarque; un movimiento en el que además de los tres transformadores de 210 toneladas cada uno se cargarán 66 voluminosas cajas con diferentes equipos auxiliares.

Manufacturados todos estos elementos en la fábrica cordobesa de la multinacional Asea Brown Boveri (una de las más importantes empresas a nivel internacional dedicadas al sector de la ingeniería eléctrica y automatización), los trabajos iniciados el lunes  en la explanada de carga del muelle número nueve y que hoy podrían estar finalizados, confirman al puerto malagueño como el idóneo para cumplimentar operativas de este tipo; unas exportaciones de cargas especiales que se vienen realizando en aguas malagueñas desde mediados de 2014.

Tras haberle ganado la partida a otros puertos andaluces, especialmente al de Sevilla en lo que hace referencia a este tipo de embarques, las condiciones ofertadas por Málaga favorecen además del acceso por carretera a los camiones que transportan estas mercancías, el almacenamiento de larga duración a pie de muelle de estos voluminosos elementos que siempre van acompañados de una gran cantidad de material complementario. Después de haberse enviado entre 2014 y 2016 transformadores a Escocia e Italia (tan solo en el pasado año se embarcaron una veintena), estas exportaciones en las que hasta la fecha se han visto implicadas cuatro diferentes empresas consignatarias malagueñas ha abierto una novedosa muy alentadora vía de negocio desde el puerto.

Y aunque este tipo de cargas requieren buques con unas características muy determinadas, unos barcos con grúas de gran potencia dedicados al transporte de mercancías especiales que aumentan considerablemente los costes para estos movimientos por mar, las salidas de estos transformadores, una vez asentadas en aguas malacitanas, parece que mantendrán activas durante los próximos años.

Fuente : “www.malagahoy.com”