Estibadores protestan ante De la Serna en San Sebastián contra la reforma de la estiba

Varias decenas de estibadores del puerto guipuzcoano de Pasaia se han concentrado este sábado en San Sebastián durante la visita del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para protestar por la reforma que el Ejecutivo pretende llevar a cabo en el sector.
El ministro ha viajado a la capital guipuzcoana con motivo del inicio de las obras para la implantación del tercer carril ferroviario entre Astigarraga e Irun, que permitirá la conexión de la ‘Y’ vasca con la frontera francesa.

Tras la visita del ministro, han llevado a cabo una concentración, durante la cual, el presidente del Comité de Estiba de Estiba Pasaia San Juan, José Ángel Izquierdo, ha explicado que el Ejecutivo central ha retrasado una semana, hasta el día 24, la reforma de la estiba, “en función de que se instaure el diálogo entre las partes”. Esto ha llevado a la Coordinadora estatal de trabajadores del mar (CETM) ha desconvocar la huelga prevista.

Izquierdo ha señalado que temen que al final la reforma “se mantenga en lo fundamental”, que es “la separación de la SABEB en un periodo de tiempo de aquí a seis años y el despido de 6.000 trabajadores”.

Según ha indicado, ello supondría “el despido de más de 90 estibadores fijos” en el puerto guipuzcoano de Pasaia, que cuenta con 92 estibadores fijos a los que se suma un grupo de eventuales, y “afectaría también a unos 200 ó 300 estibadores en Bilbao fijos y 6.000 estibadores en todo el Estado”.

SEGURIDAD

En este contexto, ha explicado su pretensión es que el Decreto de reforma de la estiba incluya “seguridad” para los trabajadores, así como “la subrogación de las condiciones laborales y de los salarios y de las condiciones de trabajo”.

“Vamos a seguir trabajando, creemos que el modelo de estiba está funcionando y simplemente esta medida supone favorecer las ansias de algunas multinacionales del sector que pretende desregularizarlo para aumentar beneficios, cuando hoy la estiba es uno de las empresas donde más beneficios se están produciendo”, ha afirmado.

Además, ha criticado que el Gobierno central “en ningún momento ha defendido ante Bruselas el modelo de estiba del Estado español” y ha añadido que si éste tiene que “ajustarse” a la normativa europea, hay que hacerlo “de forma dialogada y consensuada, entre los agentes implicados”.

Izquierdo ha denunciado que existía “una especie de pacto para poder avanzar en la negociación”, pero el Ejecutivo central “lo ha roto” con el decreto de reforma de la estiba, que “ha hecho saltar por los aires todos los diálogos existentes y la situación” en el sector. “Ha sido prenderle fuego a un sector que estaba tranquilo, negociando sus condiciones con la patronal y las empresas”, ha incidido.

Frente a ello ha asegurado que los estibadores van a trabajar para “defender” sus salarios, condiciones laborales y derechos, que se han conseguido “a través de años de lucha y movilizaciones”. En este sentido, ha apuntado que, pese a la reunión que mantendrán la próxima semana patronal y sindicatos para tratar de solucionar el conflicto, “las espadas están en alto”, ya que “las pretensiones de las empresas y del Ministerio son muy fuertes para desmantelar el sistema existente”.

Finalmente, ha advertido de que “o se arregla la situación o los puertos volverán a movilizarse”, al tiempo que ha apuntado que los estibadores no son “privilegiados”, tienen “unos salarios decentes, trabajamos y estamos a disposición 24 horas 360 días al año”.

 

Fuente: www.cuatro.es