APM y TTIA se desmarcan de Anesco y firman el acuerdo con Coordinadora

Según un comunicado emitido en el día de ayer por el sindicato Coordinadora, el documento firmado ayer “es el negociado entre la ejecutiva de Anesco y los sindicatos”, y el mismo que “la asamblea de la patronal no ratificó por la irrupción del Ministro de Fomento y su decreto”.
La firma, a pesar de ser únicamente un gesto, supone el desmarque de ambas terminales de lo comunicado por la patronal el pasado martes en alusión a que no había ningún pacto, y supone además la ratificación de lo dicho por el sindicato de la estiba en cuanto sí se había alcanzado un preacuerdo. En ese sentido, Coordinadora afirma que “es un gesto claro de apuesta por el consenso y el entendimiento”, y espera que “Fomento entienda que la única vía para seguir siendo una de las primeras industrias del país es lograr una reforma legislativa dialogada”.

Por su parte, los sindicatos de la estiba presentaron ayer el preaviso de huelga para convocar paros los días 20, 22 y 24 de febrero durante las horas impares. Antolín Goya, coordinador general de Coordinadora, principal sindicato de la estiba en España, confirmó este extremo en una comparecencia pública en Sevilla, acompañado por Manuel Cabello, coordinador de la Zona Andalucía (Ceuta y Melilla) del sindicato; y por Miguel Rodríguez, coordinador de la Zona Canaria y responsable de Comunicación de la Coordinadora Estatal de Trabajadores Portuarios.

Durante su comparecencia, Goya criticó el modo en el que el Gobierno “ha irrumpido” en la negociación y lo acusó de plantear un “despido generalizado” con la apertura de un “nuevo proceso de selección y contratación libre de todo el personal de la estiba portuaria” que “en modo alguno se deriva de la exigencia de la Comisión Europea”.

El líder sindical afirmó que la estrategia ministerial ha provocado que “Anesco, como asociación, no ha ratificado el preacuerdo con los estibadores”. Asimismo, volvió a insistir en el acuerdo entre sindicatos y patronal -algo que Anesco negó ayer-, y advirtió que “los estibadores están dispuestos a mantener el diálogo abierto, lo que no aceptarán es una imposición que los condena a muerte”.

En palabras parecidas se pronunció ayer la Federación de Trabajadores de los Puertos, a través de su coordinador general Julio Jiménez, quien criticó que “la postura autoritaria del ministro de Fomento es un atropello para los derechos de todos los trabajadores, no solo para los estibadores, no solo para el resto de las personas que ejercemos nuestra profesión en los puertos sino para todos los trabajadores de España”.

“Esta reconversión unilateral de la estiba, que persigue la precarización del trabajo a través de ETT, sin registro, con la excusa de cumplir una sentencia europea contribuirá a deteriorar la tan valorada paz social mantenida entre todos”, asegura Jiménez. “Manifestamos nuestro rechazo a la inestabilidad que está generando el Gobierno en el sector y nuestro apoyo a la causa de los trabajadores, que entendemos también como nuestra, para las acciones que decidan emprender”, concluyó.

En suma, la presentación del preaviso supone de facto el comienzo de la cuenta atrás para el inicio del conflicto en los puertos españoles. Conocida la postura de la parte empresarial, dada a conocer el pasado martes tanto por Anesco como por PIPE -que engloba a los principales grupos empresariales del sector en España-, durante el día de ayer se sumaron nuevas voces a favor de la liberalización del sector de la estiba.

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, compuesta por las patronales de sectores productivos clave como ANFAC, AOP, ASPAPEL, FEIQUE, FIAB, OFICEMEN o UNESID, se motraron partidarios de una “mayor flexibilidad” en el transporte marítimo. A través de un comunicado, estas organizaciones empresariales se mostraron partidarias de seguir avanzando en “el incremento de la competitividad del sector industrial”, logrado en parte gracias a “unos costes ajustados en los sistemas de transporte utilizados para colocar nuestros productos en los diferentes mercados”. Para ello, “es necesario diseñar una política de infraestructuras logísticas y de transporte que permita mejorar la eficiencia, competitividad y sostenibilidad de los diferentes modos de transporte”.

En ese sentido, recordaron que “los costes relacionados con la estiba son importantes”, y que una apertura de la competencia dentro del mismo, “además de hacer cumplir la normativa europea, supondrá para la industria una contribución a la necesaria mejora en costes de transporte”.

Desde la Alianza por la Competitividad de la Industria Española abogan por continuar abriendo la economía española a los mercados exteriores, “un objetivo fundamental, que resulta beneficioso para todos y al que no contribuye esta huelga”.

Fuente : www.veintepies.com